Los trabajadores de Gamesa, Alu Ibérica y Endesa suman fuerzas contra el «desierto industrial»

Los trabajadores de las tres compañías se manifestaron conjuntamente en A Coruña para exigir a las administraciones que eviten los cierres

Imagen de la manifestación de trabajadores de Siemens Gamesa, Endesa y Alu Ibérica en A Coruña

Imagen de la manifestación de trabajadores de Siemens Gamesa, Endesa y Alu Ibérica en A Coruña

Los trabajadores de Endesa, Siemens Gamesa y Alu Ibérica se echan a la calle ante la alerta industrial en Galicia. Cerca de 200 trabajadores de las tres compañías han celebrado una manifestación conjunta para exigir a las administraciones que muevan ficha para salvar el futuro de las plantas de As Somozas y A Coruña, así como de la central de As Pontes para evitar su cierre.

«Es una destrucción masiva de empleo en la industria», ha denunciado el secretario xeral de Industria de Comisiones Obreras, Víctor Ledo. No en vano, solo Siemens Gamesa en As Somozas plantea el despido de 215 trabajadores indefinidos, a los que se suman otros varios centenares en concepto de empleos indirectos.

Los trabajadores cortaron el tráfico durante unos minutos en el centro de la ciudad de A Coruña, en su tramo desde la Delegación del Gobierno en Galicia hasta la Subdelegación en A Coruña, donde se reunieron con la responsable estatal. Las centrales criticaron que el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, no les recibiera, tal como, dicen, habían pactado, «por motivos de agenda».

Deberes a la administración

«Las multinacionales están haciendo lo que quieren y no cumpliendo los compromisos de potenciación de energías renovables«, ha criticado Ledo, que considera que la transición energética debe ser «justa» y con un objetivo: «El mantenimiento de los puestos de trabajo en las comarcas donde están sustentadas».

El representante de CC.OO. apuntó que, teniendo en cuenta las declaraciones públicas del Gobierno central, hay «sintonía» con las reclamaciones de los sindicatos, por eso exigen que haya una «estrategia de ir todos juntos» para conseguir «doblar el pulso a estas empresas».

En este sentido, los sindicatos piden al Gobierno central que «intervenga» en la «deslocalización pura» que pretende Gamesa y que, en caso del cierre de la planta, «se excluya a esta empresa de cualquier proyecto y deje de operar en nuestro país». En el caso de Endesa, solicitan que, si pretende tener «proyectos de renovables», garantice el empleo de la central térmica, mientras que el secretario nacional de CIG Industria, Xoán Xosé Bouzas, ha afeado el, a su juicio, «desinterés» de las administraciones por los cierres y reclamó que se «pongan sobre la mesa» los proyectos para la transición energética. «Quedan menos de cien días para enviarlos a Europa y en estos momentos no se conocen las alternativas del Gobierno ni de la Xunta», urgió.

Un plan para As Pontes

«No podemos permitir que en un territorio como As Pontes y en nuestro país se pierdan más puestos de trabajo. El desierto económico e industrial que queda es terrible», añadió el representante de la CIG, que pidió una demora en el plan para As Pontes para que no esté «totalmente cerrado en junio».

Por su parte, el secretario general de UGT-Fica en Galicia, Javier Carreiros, exigió el mantenimiento de la planta de Gamesa en Galicia por dedicarse a energías renovables: «No se entiende que la única fábrica de palas que hay en España se deslocalice a Portugal».