Edmundo Bal tacha al PP de “indecente”, pero deja la puerta abierta a pactar tras el 4-M

Edmundo Bal, candidato de Cs en las elecciones del 4-M, destaca que “lo importante no es con quién gobernar, sino el qué”

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, en el pleno del Congreso del 17 de noviembre de 2020 | EFE/FV/Archivo

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, en el pleno del Congreso del 17 de noviembre de 2020 | EFE/FV/Archivo

Edmundo Bal tomará el relevo a Ignacio Aguado al frente de Ciudadanos en Madrid y a partir de este domingo será oficialmente el candidato naranja a las elecciones del 4-M. Y el que hasta ahora era portavoz nacional del partido ha comenzado su etapa como líder regional de los naranjas con ataques al PP, tachando de “indecente” a su ex socio de gobierno por orquestar una “jornada de puertas abiertas para los tránsfugas” a cambio de cargos y dinero. Eso sí, a su vez, ha dejado la puerta abierta a volver a pactar con los populares pasados los comicios

“El PP, con luz y taquígrafos y sin ningún sonrojo ni vergüenza, ha lanzado esta operación como si fuera una cosa normal. Yo no recuerdo precedentes de una situación semejante”, ha criticado Bal en una entrevista publicada este sábado por El País. “Esto no se puede tomar con naturalidad”, ha añadido. Además, se ha mostrado convencido de que esta situación beneficiará a su partido y perjudicará a los populares. 

Sin embargo, al ser preguntado en varias ocasiones por si pactaría con el PP, no ha querido descartar ningún escenario. “Lo que importan son las personas, no los partidos”, ha señalado, y en este sentido ha citado a la presidenta de la formación, Inés Arrimadas, quien hace unos días señaló que si no podía pactar con ningún partido corrupto no podía pactar con nadie. “Todos menos ciudadanos son corruptos”, ha aseverado Bal.  

“Lo importante no es con quién gobernar, sino el qué”

Al tener que elegir un gobierno de coalición con Ángel Gabilondo (PSOE) o con Isabel Díaz Ayuso (PP), Bal tampoco ha querido mojarse. “Yo doy este paso con el objeto de frenar los populismos tanto de izquierdas como de derechas. No quiero que esta comunidad (…) esté gobernada por extremos, sino por la moderación y el centro político. Lo importante no es con quién gobernar, sino el qué”, ha justificado.  

Y preguntado específicamente por si votaría a favor en una posible investidura de Díaz Ayuso, se ha negado a responder. “He venido a la política a utilizar mi cabeza, no a una política de tripas. Y ha agregado: “Lo que tiene todo el mundo claro es que nosotros alejaremos a los extremos del Gobierno. Veremos después con quién”. 

Bal niega que Cs prepara con el PSOE una moción de censura en Madrid 

Ayuso, quien aireó su mala relación con Aguado sin tapujos, adelantó la llamada a las urnas alegando que Ciudadanos estaba pactando con el PSOE una moción de censura en Madrid. Pero Bal ha desmentido esta afirmación y, respecto a los dos diputados regionales que dimitieron por, según explicaron, al verse obligados a firmar una moción para desbancar al PP del Ejecutivo, ha indicado que “cuando uno comete este tipo de actos de defraudación de la voluntad de los electores, tiene que inventarse las excusas que sean necesarias”.  

La líder de Cs, Inés Arrimadas, y el portavoz adjunto, Edmundo Bal, durante un pleno del Congreso, el 29 de septiembre de 2020 | EFE/FV/Archivo

A quienes han abandonado el partido sin dejar su acta, Bal también ha dedicado unas duras palabras e incluso les ha tachado de corruptos. “Es una vergüenza. La gente vota los ideales, los principios y los programas que Ciudadanos les ofrece –ha apuntado- Cuando tú lo que haces es que te vas de Ciudadanos y no dejas el acta, como sí ha hecho con toda dignidad Marta Martín entonces estás defraudando el sentir de tus votantes, es corrupción”, ha aseverado.  

En el caso de que Ciudadanos no logre entrar en la Asamblea de Madrid, Bal ha señalado que, aunque podría dedicarse a otra cosa y ganar más dinero, lleva muchos años dedicados al servicio público y quiere seguir por ese camino. “ No me quiero ir a la empresa privada, no me importa tanto el dinero. Por eso quiero que los madrileños me digan el 4 de mayo dónde quieren que les sea útil”, ha concluido.