Los Países Bajos suspenden el uso de la vacuna de Astrazeneca

Los Países Bajos suspenden el uso de la inyección de Astrazeneca en cualquier edad tras la muerte de una mujer que desarrolló embolia pulmonar y los casos graves de otras cuatro de entre 25 y 65

Un hombre recibe una dosis de vacuna de Astrazeneca durante un evento de vacunación masiva en el nuevo centro de vacunación masiva en Riga, Letonia, el 3 de abril de 2021. EFE / EPA / TOMS

Un hombre recibe una dosis de vacuna de Astrazeneca durante un evento de vacunación masiva en el nuevo centro de vacunación masiva en Riga, Letonia, el 3 de abril de 2021. EFE / EPA / TOMS

La confianza de la población en la vacuna de Astrazeneca de nuevo se pone a prueba. Tan solo un día después de prohibir su uso en menores de 60 años, los Países Bajos han decidido suspender esta inyección en cualquier edad. La muerte de una mujer tras desarrollar una embolia pulmonar y los casos graves de otras cuatro de entre 25 y 65 han llevado a las autoridades sanitarias neerlandesas a tomar esta decisión. Además, a este deceso hay que sumar siete más en el Reino Unido y otros dos en Francia.  

El laboratorio británico no consigue levantar cabeza. Tras estos anuncios da un giro más: primero se determinó que únicamente se podía inocular en menores de 55 por la falta de datos en personas más mayores; después se paralizó su uso durante nueve días mientras la Agencia Europea del Medicamento (EMA) determinaba si había relación entre el pinchazo y los casos de trombosis; después no solo se reanudó la vacunación, sino que se amplió hasta los 65 años; pero más tarde algunos países, entre ellos Alemania, la prohibieron en menores de 60 años. 

La última decisión ha sido la de los Países Bajos que, según ha informado este sábado, el diario neerlandés De Telegraaf, se ha tomado durante una reunión entre el Ministerio de Sanidad y el Instituto Nacional de Sanidad Pública y Medio Ambiente (RVIM) con el objetivo de evitar que las dosis se echaran a perder.  

Vacuna de Astrazeneca./ EFE

No obstante, todavía no hay certezas de que estos fallecimientos estén relacionados con el antídoto anticovid de AstrazenecaLa EMA ya avaló la seguridad de este fármaco y aseguró que no existía vínculos directos con los casos de trombosis, pero ahora no descarta esta posibilidad, según informó Efe.  

Tras los nuevos sucesos, el comité de seguridad del organismo, conocido como PRAC, tiene previsto reunirse entre el 6 y 9 de abril para estudiar los análisis y la investigación hecha estas semanas. Sin embargo, insiste en que los beneficios que aporta seguir adelante con la vacunación contra el coronavirus superan cualquier posible efecto secundario.  
 

Científicos alemanes descubren la causa de los trombos 

Un equipo de investigadores alemanes ha arrojado luz sobre esta enfermedad que se origina tras recibir el pinchazo de Astrazeneca. “Sabemos qué hacer: cómo diagnosticarlo y cómo tratarlo“, ha tranquilizado Andreas Greinacher, director de un estudio preliminar publicado en Research Square. y recogido por la revista Science . 

Estos episodios reciben el nombre de síndrome de trombocitopenia inmunitaria protrombótica inducida por la vacuna (VIPIT) y, según explica el estudio, se producen tras combinar coágulos sanguíneos generalizados y un recuento bajo de plaquetas, a veces con sangrado.  

La vacuna de Astrazeneca se administrará a trabajadores esenciales de más de 65 años tras un acuerdo de la Comisión de Salud Pública | EFE/MB/Archivo
La vacuna de Astrazeneca se administrará a trabajadores esenciales de más de 65 años tras un acuerdo de la Comisión de Salud Pública | EFE/MB/Archivo

Este síndrome se descubrió por primera vez el pasado 27 de febrero con una paciente austriaca de 49 años que fue trasladada al hospital con náuseas, malestar estomacal, las plaquetas bajas y coágulos de sangre en las venas del abdomen.  

La paciente falleció al poco tiempo, pero su caso sirvió como referente y el equipo de investigadores alemanes analizó ocho muestras mas de pacientes con plaquetas bajas y coagulación inusual. “Esta combinación se asemeja a un efecto secundario poco común de la heparina, un anticoagulante llamado trombocitopenia inducida por heparina (HIT)”, explican los profesionales. 

Por el momento, todavía se necesitan más datos, pero este descubrimiento supone un avance importante. “Cuando se reconoce a tiempo, HIT se puede tratar con inmunoglobulinas (anticuerpos inespecíficos de donantes de sangre) que ayudan a frenar la activación plaquetaria. Los anticoagulantes sin heparina pueden ayudar a disolver los coágulos. VIPIT debe tratarse de manera similar”, concluye Greinacher. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.