Altri, Stellantis… El Gobierno tirará de créditos europeos (sin ayudas directas) para las grandes inversiones 

Nadia Calviño anuncia ante Alfonso Rueda que el Gobierno diseña un fondo de inversiones para las autonomías que se financiará con los créditos del plan de recuperación, en su segunda fase, para darle continuidad a los proyectos más allá de 2023

Alfonso Rueda y Nadia Calviño

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño (d), recibe un obsequio de manos del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda (i), tras una rueda de prensa celebrada este viernes en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira Jr

Siguiente fase. Nadia Calviño ha pasado de pantalla en su visita a Galicia. La vicepresidenta primera del Gobierno ha realizado este viernes una comparecencia tras su almuerzo con el presidente Rueda repleta, a priori, de cálculo. Sin embargo, ha dejado algunas certezas. Por ejemplo, que el Gobierno prepara ya la segunda fase del plan de recuperación, motivo que le ha traído a Galicia, precisamente, y estudia la creación de un fondo de inversiones que se nutrirá de créditos europeos, y no de ayudas directas, “para reforzar y darle continuidad a los proyectos más allá de 2023”. Esos créditos, como su nombre indica, habrá que devolverlos, y engrosarán la deuda pública. 

“El Gobierno estudia la creación de un fondo de inversiones para las comunidades autónomas, que se pueda financiar con los créditos del plan de recuperación”, ha anunciado Calviño ante Alfonso Rueda. “Así podrán movilizar”, ha explicado la vicepresidenta, “cualquier transferencia adicional que se asigne a España, con los créditos de los fondos europeos, para reforzar y darle continuidad de los proyectos más allá de 2023”. Así figura en la adenda que se va a presentar al plan en el segundo semestre, ha detallado la coruñesa.  

Segunda fase del plan 

El anuncio es de calado. El Plan de Recuperación prevé la movilización de más de 140.000 millones de euros de inversión pública hasta 2026, con una fuerte concentración de las inversiones y reformas en la primera fase de los Next Generation EU, que cubre el periodo 2021-2023, con el fin de impulsar la recuperación y lograr un máximo impacto contracíclico. 

En la primera fase se movilizan 70.000 millones de euros de transferencias del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia europeo. Esta programación inicial se complementará con el recurso a los créditos previstos, principalmente para financiar instrumentos financieros en los primeros años y para financiar la continuación de los programas de inversión más allá de 2023. De ahí el anuncio de Calviño. Serán créditos. Y habrá que devolverlos

Sin salir del marco europeo 

La vicepresidenta ha iniciado en Galicia lo que denomina “reuniones preparatorias, para la adenda a la segunda fase del plan”, que se presentará en el segundo semestre del año. Ha aludido también al “proceso participativo” que arranca en esta fase, y así se lo ha explicado a los empresarios, pese a decirles que “el plan de recuperación parece hecho para Galicia”. 

Ha aludido la vicepresidenta al vehículo eléctrico, a las energías renovables, al hidrógeno verde y almacenamiento, y a sectores como el aeroespacial y el agroalimentario como grandes ejes de los procesos tractores en Galicia, pero no entró en demasiados detalles. “Tenemos que ver en qué marco y en qué medida, y con los instrumentos disponibles y en el marco de ayudas definido por la Unión Europea, podemos apoyar estos proyectos”.  

Y ha hecho también balance: Galicia ha recibido ya 1.600 millones de los fondos Next Generation, de los cuales ha explicado que la mitad los gestiona la Xunta.