Amancio Ortega: cómo recuperar el trono mundial de la moda en tiempo récord

El 'sorpasso' en bolsa de la dueña de Uniqlo a Inditex a principio de año ha quedado en un espejismo. En la actualidad, el mercado valora a la textil de Amancio Ortega en más de 100.000 millones y a la firma japonesa en 69.000

Amancio Ortega

Amancio Ortega, fundador de Inditex

Ni aún con la pandemia cerrando la mayoría de sus tiendas, Inditex vio amenazado su liderazgo mundial como principal empresa del sector del retail en cuanto a resultados. Otro cantar fue, sin embargo, en bolsa, ya que este inicio de año sí perdió su trono en cuanto a capitalización. El pasado enero, el valor que los inversores otorgaron a Fast Retailing, la dueña de Uniqlo, el conocido como Zara japonés, superó al gigante con sede en Arteixo. Sin embargo, menos de cuatro meses después, ese tímido sorpasso parece ya un espejismo, teniendo en cuenta el reciente arreón de la cotización de las acciones de la compañía de Amancio Ortega.

El pasado 25 de enero, la capitalización de la compañía de Tadashi Yanai alcanzó los 79.000 millones de euros al cambio superando levemente el valor conjunto que alcanzaban las acciones de Inditex. Durante todo el mes siguente, ambas cotizaciones estuvieron más cerca que nunca. Los nipones llegaron a ver cómo la acción escalaba hasta rozar casi los 110 yenes, tocando su capitalización bursátil los 83.000 millones de euros.

Inditex, 30.000 millones más

No obstante, en mayo, con las tiendas abiertas y las perspectivas en Norteamérica y Europa de llegar a una inmunización de rebaño este año, la amenaza bursátil parece haberse disipado rápidamente, pues Inditex ha vuelto a tomar distancia. En la actualidad, la capitalización bursátil de Uniqlo ronda los 69.000 millones de dólares, tras retroceder su acción con respecto al pico alcanzado en febrero. Mientras tanto, Inditex atraviesa un momento especialmente dulce, al haber regresado a la psicológica cifra de los 100.000 millones de capitalización, que no alcanzaba desde diciembre de 2019. Es decir, a golpe de vacunas y reapertura, en tiempo récord, la capitalización de Inditex es, de nuevo, 30.000 millones mayor que la de su gran competidor en los últimos años.

El pasado viernes, los de Amancio Ortega cerraron la sesión en el IBEX con el precio de la acción a 32,41 euros, tras una subida de un 1,5%. La capitalización de la multinacional se sitúa, de esta manera, en 101.000 millones. Según los registros, Inditex ya ha superado el precio máximo alcanzado por su título durante el ejercicio anterior a la pandemia. El próximo objetivo es llegar a la marca de los 36,9 euros que alcanzó en 2017, hace cuatro años.

Veinte años en bolsa

La recuperación de Inditex en bolsa se produce en pleno aniversario de la salida al parqué de la compañía. Este domingo, 23 de mayo, se cumplen 20 años del debut en bolsa de la compañía, un desembarco que fue pilotado por el entonces vicepresidente de la multinacional, José María Castellano. En dos décadas, la acción se ha revalorizado más de un 1.000%, su valor se ha multiplicado por once y, además, ha pasado por un split que dividió la acción en cinco más.

Distintos factores explican por qué la dueña de Uniqlo sorpassó a Inditex a principio de año y por qué, en este momento, la distancia bursátil entre ambas se ha acrecentado tanto a favor de la firma gallega. Fast Retailing se vio beneficiada a principio de ejercicio por su mejor exposición al sudeste asiático y China, lugares donde la pandemia, en aquella altura, estaba mucho más controlada que en Europa, donde se atravesaba una tercera ola que volvió a limitar aforos y cerrar tiendas. La cotización de Inditex superó la barrera de los 30 euros entrado ya el mes de mayo, coincidiendo en España con el fin del estado de alarma.

Si se tienen en cuenta las perspectivas de las compañías y los analistas al margen de su competición bursátil, las cuentas de resultados de ambas textiles se encuentran todavía muy alejadas.

Sin rival en la cuenta de resultados

Fast Retailing cierra su año fiscal en agosto. Las previsiones de la firma japonesa pasan por acabar el año con unos beneficios por encima de los 165.000 millones de yenes, unos 1.260 millones de euros, un 80% más. Las ventas, auguran, crecerán un 10% hasta rozar los 17.000 millones de euros.

En el caso de Inditex, las previsiones del mercado indican que la firma cerrará el ejercicio 2021-2022, el próximo febrero con un beneficio por encima de los 3.200 millones de euros y unas ventas que sobrepasan los 26.000 millones. Una recuperación espectacular, teniendo en cuenta que cerró el ejercicio de la pandemia con unas ganancias de 1.106 millones de euros.

A pesar de que los números de ambas compañías, de momento, no tienen comparación, los de Yanai crecen más rápido, ya que, de cumplirse las previsiones del mercado, Inditex no recuperará sus cifras precovid hasta finalizado el ejercicio 2022-2023.

De Amancio Ortega a Tadashi Yanai

La consolidación del reinado de Inditex en la etapa prepandémica también se nota en la estimación patrimonial de Ortega, que acaba de cobrar este mayo más de 646 millones de euros en concepto de dividendos de Inditex. Hace ya más de dos semanas que el magnate de origen leonés y afincado desde pequeño en A Coruña ha regresado al top ten de fortunas mundiales de Forbes. El prestigioso ranking le calcula una riqueza en este momento de 89.400 millones de dólares, más de 73.000 millones de euros. A comienzos del pasado abril, Forbes publicó su lista anual de ricos mundiales. Entonces, el empresario ocupaba el puesto número 11, con un patrimonio valorado en unos 65.000 millones.

Tadashi Yanai y familia ocupan el puesto número 32 de las fortunas mundiales, con un patrimonio de 39.800 millones de dólares, unos 32.000 millones de euros. Cuando se conoció la lista anual, Forbes le otorgaba una fortuna de 44.100 millones de dólares y ocupaba el puesto número 31 de las fortunas del mundo.