Los empresarios celebran el Atlas Gallego de la Empresa Comprometida: «Marca el camino para mejorar la competitividad»

Los representantes empresariales ven en el Atlas "un buen espejo" para conocer las mejores prácticas en materia de responsabilidad social que existen en Galicia

Atlas

Alberto Rocha, presidente de Cointega; Jorge Cebreiros, presidente de la CEP; Carla Reyes, presidenta de Executivas; y Enrique Mallón, secretario general de Asime

El empresariado gallego ve en el Atlas Gallego de la Empresa Comprometida una referencia para afianzar un proceso ya iniciado en el cual el compromiso de las compañías con el medio ambiente y con la responsabilidad social cobra cada vez más protagonismo.

Así lo consideran representantes de las organizaciones empresariales más significativas de la comunidad, que van desde un sector textil que se articula a través de Cointega hasta confederaciones de empresarios como la de Pontevedra. Dentro de esta última, su presidente, Jorge Cebreiros, ha asegurado que “el Atlas Gallego de la Empresa Comprometida es un documento clave para las empresas de Galicia en la segunda década del siglo XXI. Por primera vez se ven obligadas a reflexionar sobre su presente y su futuro, sobre su viabilidad y sostenibilidad en un planeta herido, en un sistema económico que se ha vuelto líquido, un modelo energético diferente y en una sociedad dinámica y progresista que sufre toda clase de desequilibrios”. “Es, sin duda, una herramienta poderosa para tener una base a partir de la que buscar opciones de mejora”, ha explicado.

En la misma línea se posiciona el presidente de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias. Benito Iglesias considera que la iniciativa impulsada por Economía Digital “es una ventana que se nos abre para afianzar nuestro futuro” y que sirve tanto “de soporte sólido a la hora de diseñar una hoja de ruta económica para Galicia dentro de las pautas medioambientales, tecnológicas, de sostenibilidad y economía circular” como para servir de base a la hora de “redactar, desarrollar y solicitar nuevos proyectos para la captación de los tan necesarios fondos europeos, los cuales van a marcar nuestro futuro económico, social y demográfico a corto y medio plazo”.

La importancia de la responsabilidad social

Desde la Asociación Gallega de Empresas Operadoras (AGEO), su presidente, Serafín Portas, valora  como un “gran acierto” el impulso del Atlas Gallego de la Empresa Comprometida “porque marca el camino para mejorar la competitividad de las empresas gallegas en un escenario globalizado. Debemos proyectar nuestra actividad hacia la sociedad y la RSC, y este Atlas nos marca el camino a seguir y nos pone deberes a los empresarios en materia de política medioambiental, buen gobierno y transparencia y la identificación con Galicia y su entorno. Sin duda, es un buen espejo donde mirarse y aprender de los más grandes, para seguir generando valor en nuestra comunidad y su sociedad” ha concluido.

La visión de Portas, que subraya que la «transparencia es una máxima» para su sector, es similar a la de Cesáreo Pardal, presidente del Clúster Turismo de Galicia, que recalca que “en el contexto actual, con una transformación digital en marcha, una cultura de consumo y producción en evolución y nuevos contextos normativos, un diagnóstico sobre el grado de compromiso social de las empresas es una buena herramienta para saber el punto en el que nos encontramos, identificar tendencias y planificar el futuro”.

También sobre este último punto –el de servir como base de cara a otras empresas- hace hincapié Alberto Rocha, secretario general de Cointega-Clúster Gallego Textil Moda. “Un elemento muy a tener en cuenta con este proyecto es que puede marcar el camino a otras compañías que no se habían planteado o no han comenzado aún a desarrollar planes de responsabilidad empresarial”, ha apuntado.

Ampliar el Atlas hasta las pymes

Uno de los puntos clave del Atlas elaborado por Economía Digital gira en torno a las medidas de igualdad dentro de las empresas gallegas. Sobre este apartado, Carla Reyes, presidenta de la asociación Executivas de Galicia, opina que es “muy importante que se cuente con datos sobre la aplicación de medidas en materia de igualdad, desde los propios planes de la empresa al respecto, hasta los protocolos de acoso laboral por cuestión de género o las medidas para facilitar la conciliación”, incide, a la vez que recomienda que el Atlas, en futuras ediciones, “amplíe su dimensión con las pymes”.

De cara a futuras ediciones del recién estrenado Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, los empresarios consultados por Economía Digital señalan algunos puntos para convertir esta iniciativa en una herramienta aún más poderosa para los distintos sectores. “Debe abrirse, ya que existen muchas compañías con una facturación menor a los 10 millones de euros que son significativas por su grado de compromiso con el entorno”, comenta Alberto Rocha, mientras que Cesáreo Pardal ve necesario “una visión más sectorial” de aquellas “actividades que en los últimos años han ganado peso específico desde su punto de vista estratégico, de aportación al PIB, empleo e importancia social”.

Por su parte, el secretario general de la Asociación de Industrias del Metal y Tecnologías Asociadas de Galicia, Enrique Mallón, considera el Atlas como una iniciativa “interesante y de relevancia, puede ayudar a entender el panorama empresarial gallego y animar o potenciar la excelencia en los diversos indicadores”, pero considera que el hecho de que algunas empresas “no tengan ninguna estrella en algunos indicadores puede desvirtuar un poco el contenido global”.