Guerra en el PSOE andaluz: Espadas ultima su candidatura y quiere primarias en junio

Agrupaciones locales y direcciones provinciales alineadas en el sector crítico a Susana Díaz promueven elegir el candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía en junio

El alcalde de Sevilla Juan Espadas, interviene en la mesa de debate "Los retos de los gobiernos locales frente al cambio climático", hoy viernes en la Cumbre del Clima en Madrid.- EFE/J.J. Guillén

El alcalde de Sevilla Juan Espadas. EFE

Juan Espadas, alcalde de Sevilla y candidato in pectore a la secretaría general del PSOE-A, dejó el viernes en su visita a Huelva, la provincia más abiertamente sanchista, un mensaje entre líneas que no pasó desapercibido. Los debates deben ser procesos “cortos y concretos”, respondió a preguntas de la prensa sobre su futuro liderazgo en el partido, arropado por Gabriel Cruz, alcalde de Huelva, y la presidenta de la Diputación de Huelva, María Eugenia Limón.

Espadas es consciente de que “el tiempo urge”, comenta una fuente alineada en el sector crítico, máxime ante un hipotético adelanto electoral por parte de Juan Manuel Moreno Bonilla, decisión que fechará a su mayor beneficio ante un escenario verdaderamente convulso contaminado por la precampaña del 4M en Madrid:

Ciudadanos, su socio en el Gobierno se desploma a nivel nacional; Vox, su socio parlamentario, ejerce una continuada presión mediática; el PSOE andaluz anda sumido en una crisis interna de liderazgo; y con la izquierda del PSOE en la cámara –Unidas Podemos y los restos de Adelante Andalucía que representa Teresa Rodríguez– enfrentada y sin diálogo.

Juan Espadas tendría pensado dar el paso adelante de manera pública después del 4 de mayo

También pesaría a la hora de adelantar las elecciones el proceso de vacunación: si previsiblemente para otoño el porcentaje de vacunados puede rondar el 75%, sería la oportunidad del presidente del Gobierno andaluz de presentar su proyecto político para una Andalucía que debe empezar a emerger de la pandemia.

Así, según el entorno de colaboradores de Espadas con los que ha hablado Economía Digital, el alcalde sevillano tendría pensado dar el paso adelante de manera pública después del 4 de mayo. “Una vez que pasen las elecciones en Madrid, el foco se pone en Andalucía, la presión de militantes, de Ferraz y de él mismo, que es consciente lo que está en juego, va a hacer necesariamente que dé el paso”, ilustra esta fuente.

La estrategia es plantear en junio las primarias socialistas

La estrategia sería plantear en junio las primarias para designar al líder socialista que se medirá en las urnas con Moreno Bonilla en las próximas elecciones andaluzas, previstas para diciembre de 2022 pero cuyo adelanto electoral es una prerrogativa del presidente del Gobierno. Y mantener a finales de noviembre o diciembre, el Congreso regional, después, tal como estaba marcado, del 40º Congreso Federal, previsto para mediados del próximo mes de octubre en Valencia.

De ahí que la fotografía de este viernes en Huelva tenga una enorme relevancia en la estrategia que el sector crítico está siguiendo en este proceso de primarias que no acaba de arrancar oficialmente: Espadas ha de hacer valer su perfil del alcalde más importante que tiene el PSOE en toda España –por población, es la cuarta ciudad-, un gestor público capaz de generar acuerdos a derecha e izquierda en el Ayuntamiento, con un modo de entender la política que quiere, según los colaboradores con los que ha hablado este medio, “trasladar al proyecto que debe presentar el PSOE andaluz en esta nueva etapa”.

Esta visita a Huelva llega, además, tras unos días en los que se han escuchado múltiples reacciones procedentes de agrupaciones locales y alcaldes socialistas de toda Andalucía –la propia presidenta de la Diputación de Huelva, distintos alcaldes de esta provincia, agrupaciones de Málaga, Cádiz, Córdoba…- que reclaman un adelanto de las primarias para elegir candidato al Gobierno de la Junta desde que hace una semana abriera la espita Jaén, federación clave en la comunidad y siempre a la vanguardia en los debates orgánicos.

Se pondría fin así a esta “incómoda situación” en la que, bajo el paraguas de líder de la oposición, Susana Díaz está haciendo campaña de punta a punta de Andalucía sin tener un rival oficial enfrente que frene sus aspiraciones de revalidar su cargo como lideresa del PSOE andaluz.

Tal es la incomodidad que produce en el sector crítico este furor viajero de la secretaria general andaluza que hay incluso voces que censuran que el partido esté “pagando la campaña personal de Susana [Díaz] cuando hay otras sensibilidades ahora mismo”.

Acuerdos en las agrupaciones locales para elegir el candidato

De este modo, con el objetivo de promover esta operación, ejecutivas y agrupaciones locales de distintas provincias de Andalucía están aprobando en los últimos días acuerdos para “levantar la voz” y trasladar a la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE-A y a la Comisión Ejecutiva del PSOE “el adelanto, antes del verano, del calendario de primarias para la elección de la candidata o el candidato del PSOE-A a la Presidencia de la Junta de Andalucía” y “estar preparados para ofrecer una oferta fuerte y solvente a la sociedad andaluza que surja del debate y la voluntad de las y los militantes socialistas”, según uno de estos acuerdos a los que ha tenido acceso Economía Digital.

Si bien es cierto que es poco frecuente que el proceso de elección al candidato al Gobierno de la Junta y a la secretaría general se convoque por separado es algo que actualmente contemplan los estatutos del partido.

Pedro Sánchez y Susana Díaz durante la campaña electoral del 9-N en Sevilla. EFE
Pedro Sánchez y Susana Díaz durante la campaña electoral del 9-N en Sevilla. EFE

Como ilustra una fuente del sector crítico de Córdoba, convocar por separado no se ha hecho antes en Andalucía, simplemente, “porque aquí siempre hemos gobernado, el candidato era el secretario general del PSOE-A o quien él designara. No había dudas, pero no estamos en esas ahora: hay un debate profundo en la militancia, se ha interiorizado la necesidad de cambio, de un nuevo proyecto fuerte, que ilusione y para eso se tiene que dar voz cuanto antes a los militantes”.

Si la Ejecutiva regional no atiende la petición elevada por estas agrupaciones, el partido a nivel federal puede actuar de oficio y convocar este proceso, al margen de la opinión de San Vicente, sede de la dirección del PSOE andaluz.

Según las fuentes consultadas por Economía Digital, Ferraz estaría estudiando con detenimiento esta posibilidad. Si se diera el caso de que Susana Díaz pierde las primarias entre la militancia para ser elegida candidata a la Junta, se produciría una bicefalia hasta el Congreso regional durante unos meses o bien, barajan estas mismas voces, si la actual secretaria general dimitiera de su puesto, la dirección federal promovería una gestora que se hiciera cargo de las riendas del partido hasta noviembre.

Susana Díaz y Juan Espadas, preprimarias en ruta

Lo que ya parece innegociable es que Susana Díaz vaya a dar un paso atrás en esta batalla interna, en la que anda fajada desde hace meses en una estrategia que pasa por maratonianas jornadas en las que se reúne con alcaldes de pequeñas poblaciones y núcleos rurales, como refleja en sus distintos perfiles en redes sociales o su blog, habilitado como una suerte de diario de campaña.

“Cuando me levanté hoy a las 6 de la mañana sabía que tenía por delante un intenso día de trabajo en la provincia de Almería, pero no imaginaba cuánto. Para empezar, el avión Sevilla-Almería no pudo salir por culpa de una avería técnica y tuvimos que echarnos a la carretera a recorrer la comunidad casi de punta a punta”, escribe en su última entrada.

Susana Díaz y Juan Espadas.

Muchos alcaldes socialistas que estos días están recibiendo la visita de Díaz, explica una fuente del sector crítico de Córdoba, “lo hacen por pura cordialidad y educación, no queda otra es la secretaria general, pero han interiorizado como tantos otros la necesidad de cambio”.

Y si bien Juan Espadas no ha expresado, todavía, de viva voz que se presenta como candidato alternativo a Susana Díaz, los hechos –y su agenda- habla por sí sola desde hace semanas, ampliando su radio de influencia fuera de Sevilla, siempre al abrigo de su perfil institucional.

El pasado Viernes Santo, Juan Espadas visitó Málaga invitado por la Agrupación de Cofradías en el centenario de su Fundación, el pasado miércoles viajó a Madrid para reunirse con el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, para abordar el actual marco normativo y de financiación de los ayuntamientos y asistir a un acto de un medio de comunicación y el pasado viernes la visita a Huelva se enmarcó en la firma de un convenio para la promoción de los municipios onubenses en el marco de los distintos congresos que acoge la ciudad de Sevilla.

Sobre el papel, todos son actos institucionales aunque en sus visitas “mantiene una escucha activa con todos aquellos –militantes singulares- que quieren hablar con él para interesarse por el modelo de partido por el que aboga, que pasa por actualizar estructuras, mensajes y reconectar con la ciudadanía”, explican fuentes de su entorno.

Un objetivo de renovación que debe casar con un calendario que ya apremia y que resume una voz del PSOE de Jaén: “Es un clamor de alcaldes, alcaldesas y cuadros del partido que así no podemos estar hasta diciembre”.